¡Hola a todos!

Hace muchísimo que no publicaba en el blog. He estado muy ocupada formándome y no he dedicado demasiado tiempo a hacer manualidades y a grabarlas o documentarlas para el blog. Me ha llevado un tiempo encontrar un modo de poder dedicar tiempo a las cosas que me apasionan y hace unos meses que al fin dí con la solución: llevar mis diarios personales a un modo más gráfico y visual para así poder unir la escritura, con las fotografías y la ilustración. Crear un diario de este tipo tiene este punto de "hecho a mano", de artesanía que necesito para desconectar sin tener que dedicar horas y horas a una manualidad en concreto y, además, es un modo precioso de guardar recuerdos. No significa que no vaya a hacer más manualidades o recetas, en cuanto termine la universidad volveré a la carga con tutoriales y recetas, pero quería compartir con vosotros estos diarios creativos a ver si os gustan.



Si os resulta interesante tengo una cuenta de instagram especialmente para mis diarios e ilustraciones: @many_things_to_love  Echadle un ojos si sois adictos a las libretas como yo o si os gustan los diarios, travel journals, bullet journal... :)












Feliz domingo a todos! Parece que el otoño ya ha entrado por la puerta ("cariñooo ya estoy en casaaa") dejando entrar el aire fresquito y las ganas de tomar una bebida calentita mientras ves llover! Sí, soy una romántica sin solución. Y para estos días nublados qué mejor que prepararte un buen desayuno o una merienda calentitos y llenos de energía, sin dejar de lado la buena nutrición y los buenos hábitos alimenticios que, al menos yo, suelo adoptar más en verano.

Para ello os traigo una receta de tortitas de lo más fácil de hacer pues solo lleva 4 ingredientes (5 si queréis añadirle azúcar) y que ayuda para gastar esos plátanos que han madurado demasiado y convertirlos en algo delicioso. También deciros que es una receta apta para celiacos pues no utiliza harina de trigo sino avena molida. No me enrollo más y voy al lio y os la explico.


Ingredientes (para unas 5 tortitas de un tamaño algo más grande que un posavasos):


  • 1 plátano maduro bien chafado con la ayuda de un tenedor.
  • 40 gramos de avena que habremos molido con un procesador de alimentos.
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 huevos batidos (si queréis una opción vegana optar por su correspondencia en semillas de lino trituradas o huevo vegano)
  • Azúcar moreno, o otro endulzante opcional al gusto


El procedimiento es tan fácil como mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una masa lo más homogénea posible. Si os habéis pasado con la avena y la veis demasiado espesa siempre podéis añadirle un chorrito de leche vegetal. Luego se va echando un poco de masa a una sartén y se fríen con poquito aceite a fuego medio hasta que queden doraditas por ambos lados. A la hora de servirlas, imaginación al poder: frutas frescas, miel, sirope, azúcar, canela, chocolate...







Así es como queda el plátano machacado. El plátano maduro es bastante dulce, y es por eso que el azúcar lo considero opcional. Si vais a ponerle sirope o miel o algo muy dulce por encima a vuestras tortitas os diría que no le añadáis azúcar a la masa. Si, por el contrario, planeáis coméroslas con algo no muy dulce, como yogur o frutas, entonces sí que le pondría algo de azúcar moreno o sirope de ágave a la mezcla.



Así es como quedaría la avena pasada por el procesador de alimentos. No llega a ser tan fina como una harina.





La masa bien mezclada os quedaría algo así como en la imagen anterior. Al freírlas sabréis que podéis darle la vuelta a la tortita cuando en la masa aparezcan unas burbujas como en la foto de abajo.



Si la probáis mandadme una foto y mencionadme en instagram porque me haría muy feliz! :D 



Espero que os haya gustado la receta y que la pongáis en práctica. Feliz fin de domingo! :)

Cris













Empieza la temporada de vendimia, sería perfecto ahora mismo estar en la Toscana, pero como no es posible ahora mismo me conformaré con escribir un post relacionado con el vino y el reciclaje :) Porque del vino de puede aprovechar todo, desde (obviamente) su sabor, las risas y conversaciones mientras te lo bebes, su cristal para hacer jarrones o lámparas y, como voy a mostraros en este post, hasta los corchos para hacer un precioso salvamanteles. Si eres de los que te gusta guardar recuerdos de todos los momentos esta te resultará una buena idea ya que puedes, por ejemplo, escribir fechas o nombres en ellos con un rotulador permanente, y convertir tus recuerdos en algo práctico. A mi como cada vez me gustan las cosas más y más simples, opté por dejarlos tal cual son y fabricar un salvamenteles lo más minimalista posible. ¿Qué os parece?



El procedimiento es tan sencillo que no hace falta fotos: simplemente pega los corchos los unos a los otros y sobre un cuadrado de tela un poco recia usando un pegamento fuerte, tipo superglue, ya que tiene que soportar el calor. Déjalo secar al menos un día y ya tendrás listo un salvamanteles de lo más original. Sencillo, ¿verdad? Y una gran excusa para abrir una botellita de vino y disfrutar con los tuyos.




Espero que os haya gustado la idea. Besos a todos,
Cris

Verano y helado son sinónimos ¿verdad? Y si le añadimos chocolate mmmmmm, ¿qué más se puede pedir?

Para este post os tengo preparado uno de mis trucos de cocina favoritos en verano. Nunca más tiraréis un plátano que esté demasiado maduro. ¿Por qué? Simplemente porque congelándolos puedes hacer con ellos un delicioso helado ¡en tan solo un minuto!

Os dejo el vídeo con las instrucciones, que se resumen en: añadir plátano, chocolate y leche en un procesador de alimentos y darle al botón. ¡Más fácil imposible!





Saludos a todos y a darle duro al verano que ya casi está aquí!

Cris


Hola a todos! ¿Os apetece un té? Seguro que habéis probado u oído hablar alguna vez del té chai latte, ¡es una maravilla para los sentidos! Es un té algo fuerte porque su base es el té negro y por eso te pone las pilas a tope por las mañanas. Lleva una mezcla de especias que resultan en una alquimia perfecta, un toquecito picante por el jengibre, suave con la canela...mmmmmm. Personalmente no le echo azúcar porque me encanta con leche tal cual es, pero si sois más dulzones de paladar un poco de azúcar o sirope de ágave será un imprescindible para vosotros.

Os dejo el vídeo con la receta y, como siempre, los ingredientes por escrito más abajo.




Ingredientes para medio litro de agua:


  • 1 cucharada y media de té negro
  • media cucharadita de jengibre en polvo
  • media cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharada de canela
  • media cucharada de cardamomo
  • 1 cucharadita de clavo
  • media cucharada de anís estrellado
  • y leche al gusto, en mi caso uso leche de avena hecha en casa

Se prepara como todos los tés, echa la mezcla de especias en agua hirviendo y deja reposar tapado unos 5 minutos. Yo prefiero echar la leche antes de filtrar el té, así la remuevo bien. La leche que uso es leche de avena (¡me encanta la leche de avena!) porque creo que le va muy bien a este té :) Hago la leche en casa, a ver si preparo un post sobre cómo prepararla. Es hiper fácil y sale buenísima.

Espero que os haya gustado y aquí estoy para cualquier duda. Un abrazo a todos!

Cris

¿Sabías que se puede hacer un litro entero de yogur con un único yogur natural? Yo no lo sabía hasta hace muy poco cuando una amiga me habló de cómo los hacía con yogurtera. Pero la idea de meter otro cacharro en la cocina sólo para eso no me llamaba la atención porque quiero comprarme un set para hacer queso en casa y todo no me cabe a no ser que convierta el comedor en cocina jajaja. Así que investigué un poco para buscar alternativas...¡y las encontré! Decidí optar por la opción de hacer los yogures utilizando el horno apagado (tras haberlo calentado hasta los 50 grados centígrados) y me salieron unos yogures perfectos! De sabor suave y textura cremosa.




Os dejo el vídeo de youtube que preparé con la receta y si preferís tenéis las instrucciones por escrito un poco más abajo.





Necesitarás:

  • 1 yogur natural sin azúcar de buena calidad (yo utilicé el Danone de cristal de toda la vida) 
  • 1 litro de leche fresca 
  • 1 olla 
  • Botes de cristal con tapa o tapándolos con film transparente 



El proceso es extremadamente sencillo:

  • Mezcla el yogur con un chorrito de la leche fresca y remueve bien. Reserva para después. 
  • Pon el horno a calentar arriba y abajo a 50ºC. 
  • Pon a hervir la leche en la olla y cuando hierva retírala del fuego. Deja que se temple hasta que llegue a unos 40-45 grados centígrados. Si no tenéis termómetro de cocina un truco es poner el dedo índice en la leche y si aguantas 10 segundos sin quemarte (pero está calentita) está a temperatura adecuada. 
  • Añade el yogur a la leche y remueve muy bien para que los fermentos del yogur se mezclen homogéneamente con la leche. 
  • Echa la mezcla en botes de cristal u otros recipientes y tápalos. Si no tienen tapas puedes utilizar film transparente. 
  • Cuando el horno haya alcanzado los 50ºC, APÁGALO (y lo grito porque es muy importante XD), y mete los tarros en el horno apagado. Cierra el horno y déjalos unas 8 horas. Yo suelo prepararlos a la noche y dejarlos toda la noche. 

Y ya está, tras esas horas tendrás unos magníficos yogures naturales para servir con lo que quieras :) ¿Qué os ha parecido? ¿sencillo, verdad? espero que os haya gustado y para cualquier duda dejadme un comentario.







Hace ya casi 4 años que subí mi primera videoreceta a youtube! Es muy sencilla y quería rescatarla en este blog porque puede resultar muy útil cualquier mañana que nos apetezca algo dulce para desayunar sin complicarnos la vida. La receta es para 4 o 5 crepes aproximadamente, siempre depende de lo gordas que las hagáis y del diámetro de la sartén.

En el pantallazo del vídeo abajo podéis ver que yo las serví con mermelada de naranja casera pero, como todo el mundo sabe, las crepes son súper versátiles así que... ¡imaginación al poder!



Os dejo el vídeo:



Ingredientes:

  • 125gr de harina
  • 200ml de leche
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de vainillina (azúcar con sabor a vainilla) ó vainilla líquida
  • 25gr de mantequilla derretida

Batimos todo con la batidora. En una sartén caliente vamos echando una cucharadita de aceite de oliva y echamos masa a gusto de grosor. Dejamos que dore por un lado y la volteamos como una tortilla para que se dore por el otro lado.

Al sacarlas, mientras están calientes, espolvorear con azúcar y servir al gusto con lo que prefiramos (chocolate, mermelada, fruta fresca, jamón y queso...)


Si os gustan este tipo de vídeos podéis suscribiros a mi canal de youtube: https://www.youtube.com/channel/UCqMMygruoZSnbEUhk3rHlbw

Abrazos!

Cris
Seguramente si estás leyendo este post también conoces Pinterest y lo adoras tanto como yo. Dedicar tiempo a mirar arte, tutoriales, diseño, decoración etc., para mi es un modo de relajarme, abrir la mente e inspirarme.

Uno de mis boards lo dedico al arte y al diseño porque son temas que me apasionan. Cada día añado pins a ese board, así que si os interesa echadle un vistazo:

https://www.pinterest.com/picarolla/arte-y-dise%C3%B1o/

La semana pasada me enfoqué mucho en buscar ilustraciones, sobre todo en blanco y negro. Me encanta la delicadeza del blanco y negro y como con tan poco puede conseguirse tanta profundidad y expresividad. La temática me gusta misteriosa, tipo grabado, como si fuera un antiguo cuento ilustrado. Comparto mis 5 favoritas con vosotros a ver si os gustan tanto como a mi:












Si te ha gustado la selección puedes seguirme en pinterest: https://www.pinterest.com/picarolla/

Besos!

Cris


Anoche tenía un salmón para preparar. Iba a prepararlo al horno con miel como muchas veces, pero al ver en el balcón mi preciosa planta de albahaca decidí probar algo nuevo y preparar el salmón a la plancha aderezado con la albahaca, aceite y piñones. Como el pesto, pero más vasto :D
Finalmente le puse queso parmesano por encima y lo acompañé de variedad de tomates cherry cortados en mitades con vinagre de módena.



Una idea muy sencilla que se hace en minutos y os aseguro que está muy rico. Espero que lo probéis y me digáis si os gusta.

Un abrazo!
Cris

El fin de semana pasado estuve en un taller muy divertido e inusual que llevaba a cabo "las cositas de Petri" en el espacio WeArt de Sant Boi de Llobregat ( mi pueblo natal! :D ). Era el cumpleaños de mi hermana y me apetecía regalarle algo creativo con lo que pudiéramos pasar tiempo juntas así que nos apunté a un taller sobre cómo fabricar alpargatas -o espardenyes como las llamamos en Cataluña- de tela desde 0. Empezábamos con la suela hecha, eso sí, que se compra muy barata por internet o en algunas mercerías.



Las telas que escogieron para el taller eran todas preciosas así que me costó decidir pero al final opté por una color crema con topitos de colores.



Os dejo algunas fotos del proceso. No es un proceso difícil pero lleva su tiempo la primera vez. A nosotras nos llevó unas 4 horas. Comenzábamos cortando en tela gruesa el patrón ajustado a nuestro número de pie, después cosíamos el patrón y juntando las piezas delanteras y traseras que forman la parte textil de la alpargata. Luego las colocábamos con alfileres sobre las suelas teniendo cuidado de que no se torcieran y finalmente cosíamos a mano la tela a la suela con un hilo de algodón muy grueso usando el denominado punto festón.






















Os recomiendo que si alguna vez tenéis oportunidad, os apuntéis a un curso como éste porque lo pasaréis muy bien ¡y saldréis de la clase con unos zapatos nuevos maravillosos!
Si sois de Barcelona o cerca siempre se puede pedir que vuelvan a repetir el taller si hay suficientes personas.

Espero que os haya gustado el post. ¡Un abrazo!

Cris
¡Hola a todos! esta tarde me ha dado por hacer un experimento y la verdad es que el resultado me ha gustado muchísimo: un brownie gastando la barra de turrón Suchard que me quedaba de las navidades pasadas. Os dejo algunas fotos, el vídeo y la receta más abajo.








Para hacer este delicioso brownie necesitarás:

  • una tableta de turrón de chocolate Suchard (260gr.)
  • 40 gramos de chocolate para derretir
  • 70 gr. de harina
  • 200 gr. de azúcar
  • 250 gr. de mantequilla sin sal
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 4 huevos
Para empezar derrite el turrón y el chocolate troceándolo y poniéndolo al microondas a baja potencia durante un minuto. Luego remuévelo hasta que acabe de derretirse. Haz lo mismo con la mantequilla y añádesela al chocolate.

En otro bol mezcla la harina con la levadura y luego añádela a la mezcla. Seguidamente añade el azúcar y los 4 huevos y remueve todo muy bien.

Precalienta el horno arriba y abajo a 180º. Vierte la mezcla en un molde cubierto de papel para hornear y hornea entre 25-40 minutos (depende del horno). A partir de los 25 minutos ves pinchándolo hasta que te salga limpio. En mi horno como es viejo tarda casi los 40 minutos, pero en hornos más modernos suele hacerse antes.

¡Y nada más! es muy fácil y es un brownie buenísimo. También podéis añadirle nueces si queréis a modo de brownie más tradicional.

Espero que os haya gustado :)

Cris




El otro día mirando Pinterest (cómo no) vi una imagen de quesadillas con un huevo frito por encima y no he podido resistirme a hacer mi propia versión. Es muy muy sencillo y el experimento salió tan bueno que me apetecía compartirlo.

Decidí utilizar pollo al ajillo que tenía preparado y lo freí con una mezcla de verduras congeladas (brócoli, zanahoria, habas, cebolla...). Una vez tienes la preparación del relleno es muy fácil: por cada quesadilla que quieras hacer calientas en una sartén dos tortillas de maíz mejicanas. Dejas una en la sartén a fuego lento y la cubres con la mezcla del pollo y las verduras, echas queso cheddar rallado y esperas a que se funda un poco, luego pones la otra tortilla (que ya has calentado) encima y listo.

Sacas de la sartén la quesadilla y la cortas en cuatro trozos. Colocas un trozo de quesadilla sobre el otro y lo cubres todo con un huevo frito. En mi caso lo acompañé con unos pocos tomates cherry porque soy adicta.

¡Y eso es todo! No hace falta decir que hay que comérselo calentito :)


Espero que os haya gustado. ¡Gracias!