Tortitas de plátano y avena en 10 minutos

/
0 Comments
Feliz domingo a todos! Parece que el otoño ya ha entrado por la puerta ("cariñooo ya estoy en casaaa") dejando entrar el aire fresquito y las ganas de tomar una bebida calentita mientras ves llover! Sí, soy una romántica sin solución. Y para estos días nublados qué mejor que prepararte un buen desayuno o una merienda calentitos y llenos de energía, sin dejar de lado la buena nutrición y los buenos hábitos alimenticios que, al menos yo, suelo adoptar más en verano.

Para ello os traigo una receta de tortitas de lo más fácil de hacer pues solo lleva 4 ingredientes (5 si queréis añadirle azúcar) y que ayuda para gastar esos plátanos que han madurado demasiado y convertirlos en algo delicioso. También deciros que es una receta apta para celiacos pues no utiliza harina de trigo sino avena molida. No me enrollo más y voy al lio y os la explico.


Ingredientes (para unas 5 tortitas de un tamaño algo más grande que un posavasos):


  • 1 plátano maduro bien chafado con la ayuda de un tenedor.
  • 40 gramos de avena que habremos molido con un procesador de alimentos.
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 huevos batidos (si queréis una opción vegana optar por su correspondencia en semillas de lino trituradas o huevo vegano)
  • Azúcar moreno, o otro endulzante opcional al gusto


El procedimiento es tan fácil como mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una masa lo más homogénea posible. Si os habéis pasado con la avena y la veis demasiado espesa siempre podéis añadirle un chorrito de leche vegetal. Luego se va echando un poco de masa a una sartén y se fríen con poquito aceite a fuego medio hasta que queden doraditas por ambos lados. A la hora de servirlas, imaginación al poder: frutas frescas, miel, sirope, azúcar, canela, chocolate...







Así es como queda el plátano machacado. El plátano maduro es bastante dulce, y es por eso que el azúcar lo considero opcional. Si vais a ponerle sirope o miel o algo muy dulce por encima a vuestras tortitas os diría que no le añadáis azúcar a la masa. Si, por el contrario, planeáis coméroslas con algo no muy dulce, como yogur o frutas, entonces sí que le pondría algo de azúcar moreno o sirope de ágave a la mezcla.



Así es como quedaría la avena pasada por el procesador de alimentos. No llega a ser tan fina como una harina.





La masa bien mezclada os quedaría algo así como en la imagen anterior. Al freírlas sabréis que podéis darle la vuelta a la tortita cuando en la masa aparezcan unas burbujas como en la foto de abajo.



Si la probáis mandadme una foto y mencionadme en instagram porque me haría muy feliz! :D 



Espero que os haya gustado la receta y que la pongáis en práctica. Feliz fin de domingo! :)

Cris















You may also like

No hay comentarios: